Saltar al contenido

Susana Pérez Iglesias: “Debemos hacer un esfuerzo por trabajar en igualdad hasta que no sea necesario y se haga de manera natural”

ENTREVISTA A LA PRESIDENTA DE EMPRESARIAS GALICIA 

Susana Pérez Iglesias: “Debemos hacer un esfuerzo por trabajar en igualdad hasta que no sea necesario y se haga de manera natural”

Vigo, 26 de marzo de 2024

Empresaria por partida doble, directora de INFI Consulting Group, consultoría especializada en la gestión de subvenciones y financiación para pymes, y socia fundadora de Etiqueta Ibérica, empresa de fabricación y comercialización de jamones y embutidos ibéricos de Guijuelo, Susana Pérez Iglesias es presidenta y fundadora de la Asociación Empresarias Galicia.

Desde esta posición, defiende se erige como fiel defensora del mundo empresarial, del talento femenino y de la creación de redes de trabajo.

¿Cómo nace la asociación Empresarias Galicia?

EMPRESARIAS GALICIA es una asociación sin ánimo de lucro que nace en el año 2016 aunque nuestra labor se remonta a 2014, año en el que comenzamos con nuestro objetivo de dar visibilidad a la mujer en todos los ámbitos y trabajar a prol de la igualdad de oportunidades.

Ya desde 2016, con la constitución de la asociación que actualmente conforman alrededor de 148 mujeres empresarias y directivas, hemos desarrollado diferentes acciones relacionadas con el mundo empresarial, como talleres, congresos y foros de temas de actualidad, etc. 

¿Qué objetivos os marcáis a medio plazo? 

Tenemos planificados más de un centenar de proyectos formativos y divulgativos de diferentes temáticas que son de interés para el colectivo empresarial. Seguimos trabajando en nuestro objetivo de ser referencia a la hora de establecer programas de interés para este tejido, aportando valor y dando visibilidad a mujeres expertas en sus áreas de actuación. Cabe recordar que, aunque Empresarias Galicia es una asociación de mujeres, en ella también participan empresarios que confían y a los que les gusta la forma en la que hacemos las cosas. Actualmente, somos 148 socias de pleno derecho, muy ligadas al proyecto de Empresarias Galicia. Nuestra red está compuesta de más de 1400 personas relacionadas con la empresa y administraciones públicas.

Aunque todavía quedan unos meses por delante, ¿cómo os planteáis el congreso anual de 2024?  

Este año celebraremos ya la VIII edición del Congreso Empresarial “Acción e Implicación” previsto para el 22 de octubre en Vigo. Este congreso ha cogido una fuerza inquebrantable; en él conviven ponencias motivacionales con ponencias más técnicas, además de píldoras formativas muy prácticas de temas de interés. Es nuestra joya de la corona, aunque es verdad que en los últimos años también han cogido mucho protagonismo, y no tienen nada que envidiarle, actividades como el Foro de la Mujer, la jornada Soltando Amarras e, incluso, la Gala de entrega de Premios Empresarias Galicia. Estamos muy contentas y orgullosas del momento en el que se encuentra la asociación, que es posible gracias a todas y cada una de las socias y otras personas que nos apoyan y ayudan de manera incansable.

Habéis instaurado también unos premios para reivindicar el papel de la mujer dentro de la empresa, ¿hay mucho talento femenino desconocido en Galicia? 

Los premios estuvieron incluidos dentro del congreso desde la primera edición; durante los dos primeros años entregábamos únicamente un premio a la Empresaria del Año, y los siguientes años añadimos el galardón a la Trayectoria Profesional. La pandemia nos obligó a interrumpir la entrega de estos premios y el año pasado decidimos retomarlos y que tuvieran una identidad propia y acorde con lo que se merece el talento empresarial liderado por mujeres. Ahí surgen cinco categorías, aunque podrían ser muchas más, ya que el listado que manejaba el jurado albergaba a más de 150 mujeres que considerábamos merecedoras de recibir un premio. Hay muchísimo talento en Galicia. 

Estamos en 2024, ¿todavía se excluye a la mujer de determinados foros?

Prefiero pensar que no se excluye a las mujeres de forma consciente (me gusta ver la parte buena de las personas). De lo que sí estoy convencida es de que no se hace el esfuerzo necesario para pensar en nombres de mujeres también. A menudo, vemos fotos de paneles de foros que llaman mucho la atención, es probable que muchas personas no miren con las mismas gafas, pero es una pena desaprovechar a la mitad del talento femenino que tenemos en Galicia. Con frecuencia me pregunto por qué se nos llama para participar en mesas de emprendimiento femenino (que también están muy bien) y no en mesas de debate sobre inteligencia artificial, por ejemplo, cultura, finanzas, sostenibilidad y un largo etcétera. Me encantaría que trabajar en defensa de la igualdad de oportunidades estuviese presente como eje transversal de cualquier foro, congreso y reuniones en las que se toman decisiones que afectan a la sociedad y a la economía.

La administración, las empresas, incluso el propio ciudadano… ¿Qué debemos hacer para que la igualdad se convierta en una realidad más que en un reto dentro del tejido empresarial?

Me preocupa la crispación que hay, en general, en la sociedad y hablando de igualdad, más todavía. Siempre insisto en que esto no es una guerra entre hombres y mujeres, sino un trabajo conjunto que nos beneficia a todas y a todos como parte de este mundo. Debemos hacer un esfuerzo por trabajar en igualdad hasta que no sea necesario y se haga de manera natural. Es como andar en bici, las primeras veces hay que hacer un gran esfuerzo para mantener el equilibrio, pero luego ya sale de forma inconsciente.

Hay que aprovechar el 52 % del talento empresarial que, además, los estudios demuestran que genera mayor productividad en las empresas y, por lo tanto, mayores beneficios.